Transforma la habitación de tu hijo en un cuarto perfecto para adolescentes

Los niños crecen, es ley de vida. Y un buen día descubres que tu peque ya no es tan peque y ha entrado de lleno en la adolescencia. Esto va a traer a la vida de la familia muchos cambios y uno de los primeros suele ser el cambio en su dormitorio, que tendrá que dejar de ser el de un peque para tener un aspecto juvenil y mucho más acorde con sus nuevos gustos.

La transformación de la habitación es una prueba de fuego, porque generalmente los padres quieren un cuarto neutro y elegante que vaya a juego con la casa, mientras que el o la adolescente querrá que su personalidad se plasme en todos los detalles. Se trata de negociar, dándole terreno al hijo para que su habitación sea absolutamente suya, pero aconsejándole para que escoja materiales adecuados y que le vayan a dar los mejores resultados.

Por ejemplo, para la ventana la mejor opción seguramente sea un estor juvenil. Hay muchísimas opciones, desde estores divertidos y muy coloridos hasta otros con un bonito toque romántico e incluso los hay con motivos más musicales o rompedores. Los estores son muy atractivos, cómodos y muy fáciles de lavar, sobre todo si son enrollables. Solo con pasarles un paño estarán nuevos y ni tan siquiera hay que desmontarlos para meterlos en la lavadora.

La cama nido que tal vez tenía el joven en la habitación, puede aprovecharse con un nórdico o un edredón más acorde a su edad. Y si se le quiere dar un aire diferente, se puede comprar un cabecero que se fijará a la pared y que dará a la cama nido la apariencia de cama, haciendo que la habitación tenga un toque un poco más adulto.

Por último, puedes colocar una buena estantería con un escritorio a juego, más modernos y adultos que los que tenía de su etapa infantil. Pueden ir a juego con el cabecero elegido para la cama, consiguiendo así una habitación muy coordinada y diferente, pero sin haber tenido que invertir mucho dinero. Seguramente, el joven o la joven estará más que satisfecho. Pero cuando ya creas que todo está negociado y conseguido, vendrá seguramente la segunda parte de la lucha cuando veas como esa pared recién pintada se llena de posters, fotografías de sus amigos y otros detalles con los que no contabas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *