Transforma la habitación de tu hijo en un cuarto perfecto para adolescentes

Los niños crecen, es ley de vida. Y un buen día descubres que tu peque ya no es tan peque y ha entrado de lleno en la adolescencia. Esto va a traer a la vida de la familia muchos cambios y uno de los primeros suele ser el cambio en su dormitorio, que tendrá que dejar de ser el de un peque para tener un aspecto juvenil y mucho más acorde con sus nuevos gustos.

La transformación de la habitación es una prueba de fuego, porque generalmente los padres quieren un cuarto neutro y elegante que vaya a juego con la casa, mientras que el o la adolescente querrá que su personalidad se plasme en todos los detalles. Se trata de negociar, dándole terreno al hijo para que su habitación sea absolutamente suya, pero aconsejándole para que escoja materiales adecuados y que le vayan a dar los mejores resultados.

Por ejemplo, para la ventana la mejor opción seguramente sea un estor juvenil. Hay muchísimas opciones, desde estores divertidos y muy coloridos hasta otros con un bonito toque romántico e incluso los hay con motivos más musicales o rompedores. Los estores son muy atractivos, cómodos y muy fáciles de lavar, sobre todo si son enrollables. Solo con pasarles un paño estarán nuevos y ni tan siquiera hay que desmontarlos para meterlos en la lavadora.

La cama nido que tal vez tenía el joven en la habitación, puede aprovecharse con un nórdico o un edredón más acorde a su edad. Y si se le quiere dar un aire diferente, se puede comprar un cabecero que se fijará a la pared y que dará a la cama nido la apariencia de cama, haciendo que la habitación tenga un toque un poco más adulto.

Por último, puedes colocar una buena estantería con un escritorio a juego, más modernos y adultos que los que tenía de su etapa infantil. Pueden ir a juego con el cabecero elegido para la cama, consiguiendo así una habitación muy coordinada y diferente, pero sin haber tenido que invertir mucho dinero. Seguramente, el joven o la joven estará más que satisfecho. Pero cuando ya creas que todo está negociado y conseguido, vendrá seguramente la segunda parte de la lucha cuando veas como esa pared recién pintada se llena de posters, fotografías de sus amigos y otros detalles con los que no contabas.

¿Qué define un equipo informático industrial?

Un equipo informático industrial tiene unas características muy específicas que los diferencian de otros equipos, como los que se utilizan en el hogar o los que se usan en oficinas. Podemos decir, que estas diferencias son, básicamente, cuatro:

1-La personalización. Los equipos informáticos industriales tienen que estar realizados a medida. Un equipo estándar no se va a poder adaptar a todos los requisitos que se necesitan para que el pc sea válido para el trabajo en una empresa concreta.

Esta personalización tiene que ser tanto exterior como interior. Los programas que se necesitan en cualquier empresa son muy específicos y el ordenador tiene que adaptarse totalmente a ellos para que puedan trabajar al máximo rendimiento y causar el mínimo de problemas. Por este motivo, estos ordenadores se fabrican específicamente para cada empresa.

2-La mayor robustez. Para empezar, estos equipos informáticos tienen que soportar condiciones de trabajo que no son las más agradables. Tal vez, mucho frío o mucho calor, tal vez, golpes debidos al manejo rápido o a las condiciones de la cadena de producción.

En cualquier caso, el equipo informático tiene que ser fuerte por dentro y también por fuera. Fuertes por dentro ya que no deben de estropearse y deben de seguir funcionando sin importar las dificultades o las condiciones duras.

Pero también tiene que ser duro por fuera. No puede ser que el equipo rompa o se astille ya que esas partes que se desprenden pueden ser peligrosas. No hay más que pensar en el caso de cadenas de producción de alimentos a los que puedan ir a parar estas virutas metálicas o de cristal.

3-El contar con recubrimientos estancos. La humedad no puede entrar en estos equipos industriales, ni tan siquiera cuando estos se desinfectan con productos químicos para poder cumplir con las normas higiénicas que marquen las diferentes legislaciones, en función del tipo de actividad que se esté realizando en la empresa.

Este tipo de recubrimientos también evitan accidentes durante la jornada laboral, cuando se está trabajando con líquidos que pueden salpicar, por ejemplo, las pantallas táctiles que se utilizan para el manejo de la maquinaria.

4-El adaptarse a los software específicos de la empresa. Los equipos informaticos industriales a medida se adaptan perfectamente a los requerimientos del software que la empresa va a utilizar y que pueden tener unas necesidades muy diferentes a las que tiene un ordenador convencional.

Cómo elegir suministrador para un restaurante

Elegir bien el producto, y más en los tiempos que corren, es una prioridad para cualquier negocio hostelero. Y para tener buenos productos con calidad y servicio garantizado hay que contar que suministradores de confianza. Pero, ¿cómo elegir un proveedor para nuestro restaurante? En el siguiente texto damos algunos consejos para asegurarnos de que no fallamos a la hora de confiar en un proveedor. 

Lo primero, obviamente, es evaluar qué clase de productos vamos a necesitar en nuestro local y cuáles de ellos vamos a precisar que sean servidos por terceros. Hay que tener en cuenta que en ocasiones somos nosotros mismos los que adquirimos determinada gama de productos en el mercado porque nos sentimos más seguros adquiriendo el género directamente. Pero, en otras ocasiones, por falta de tiempo, por comodidad y coste preferimos que nos llegue directamente al local.

Así, por ejemplo, si necesitamos Proveedor de cebolla congelada para hosteleria lo ideal es acudir a un experto distribuidor de productos congelados que nos pueden proveer de todo tipo de alimentos congelados. En este sentido, lo adecuado es valorar el catálogo de productos que ofrece un distribuidor: cuánta más número de productos tenga que nos interesa más rentable será el servicio.

En este sentido, el proveedor debe ofrecer un presupuesto claro en el que se tenga muy en cuenta la puntualidad y la organización, así como la experiencia y las referencias que podemos obtener de otros compañeros en relación al servicio que presta determinado proveedor. Al final la relación entre el coste y la calidad del servicio será lo que nos haga decidirnos por uno u otro proveedor. 

Si nuestro Proveedor de cebolla congelada para hostelería es siempre puntual, sabe reaccionar ante los incidentes y se adapta a situaciones especiales (como la que estamos viviendo actualmente) es una opción adecuada. Por el contrario, si nuestro suministrador comete demasiados errores y ha tenido problemas con el servicio o con la calidad de los productos es hora de cambiar por muy barato que sea el servicio. Al final, así como nuestros clientes se pueden quejar del servicio de nuestro restaurante, nosotros podemos cambiar de proveedor si las cosas no van bien.