¿Cuáles son los principales tipos de sombrillas que existen?

La sombrilla es un complemento perfecto para las tardes soleadas de verano, ya sea en la propia vivienda o en la terraza del bar, chiringuito u hotel. Este producto se comercializa en una amplia gama de diseños y tamaños. Una primera clasificación sería la siguiente: la sombrilla semicircular y la sombrilla convencional. Esta última no necesita carta de presentación, por ser la más extendida en porches y terrazas. Respecto a la primera, se caracteriza por su mayor versatilidad, ya que su diseño semicircular permite situarla en espacios de reducido tamaño, junto a paredes, palmeras y obstáculos similares.

 

Además, las sombrillas pueden clasificarse en dos tipos: de palo central y de palo lateral, existiendo en esta categoría dos subtipos: retráctiles y fijas. En primer lugar, la sombrilla de palo central se distingue fácilmente por la posición céntrica de su mástil y por el radio simétrico de su lona, siendo el modelo más popular y clásico del mercado. Naturalmente, es posible encontrar esta clase de sombrilla en materiales como el acero, el PVC y la madera, así de como colores y texturas para todos los gustos.

 

La misma variedad está presente en las sombrillas de palo lateral. Estas son fácilmente reconocibles por la separación de su mástil del punto central de la sombrilla, de forma que se amplifica el espacio disponible bajo la tela y todo el peso de la sombrilla descansa sobre uno de sus extremos laterales. Su diseño convierte a esta sombrilla en la más recomendada cuando interesa separarla de mesas, sofás balineses o elementos arquitectónicos.

 

Dentro de los distintos tipos de sombrilla de palo lateral, destacan las fijas. Este diseño se distingue por la posición de su mástil, siempre desplegado, sin posibilidad de plegarse. Por su parte, las de palo lateral retráctil pueden recogerse para liberar el paso y ahorrar espacio cuando no son necesarias.

¿Cuáles son los problemas más comunes en las cerraduras domésticas?

El sector cerrajero ha evolucionado notablemente en las últimas décadas, pese a lo cual las llaves, pestillos y demás mecanismos de seguridad siguen estando expuestos a roturas y averías. Antes de solicitar la ayuda de empresas de Cerrajeria en Vigo u otros municipios, se recomienda cerciorarse de que el problema en cuestión no puede solucionarse sin la intervención de profesionales. 

 

Uno de los incidentes más comunes es la dificultad para girar la llave. En la mayoría de los casos, bastará con aplicar una ración de lubricante a los mecanismos que reducir las fricciones y accionar correctamente la llave y el pomo o manilla. Este tipo de lubricante se comercializan en forma de spray en polvo y pueden ser adquiridos en cualquier cerradura.

 

Con frecuencia, la duplicación de llaves ocasiona problemas en alguna de las copias; por ejemplo, al introducirla en la cerradura en cuestión, de forma que oponga una resistencia excesiva al deslizamiento o sea imposible insertarla en su totalidad. De acuerdo a los expertos en cerrajería, las asperezas y remates de la llave duplicada sería el origen del problema, pues el acabado no siempre es del todo satisfactorio. Los propietarios afectados deberán, pues, sustituir estas llaves defectuosas por nuevas copias de la original.

 

Prosiguiendo con los conflictos habituales entre la llave y la cerradura, podría darse el caso de que la llave quede atorada en el interior del mecanismo u oponga una resistencia superior a lo normal, ocasionando así desperfectos en la cerradura y la propia llave o la rotura de esta última. Si aplicar lubricante específico para cierres no solventa esta complicación, se recomienda acudir al cerrajero más cercano.

 

Pero la llave no siempre es el problema. Con el paso del tiempo y el uso, el pestillo puede sufrir desalineaciones o mostrar holguras a causa de los tornillos sueltos o en mal estado. La solución pasa por apretar los tornillos nuevamente o reemplazarlos por otros nuevos. Respecto a la desalineación, el pestillo puede reajustarse manualmente para eliminar las fricciones indeseadas entre sus bordes y los accesorios de la cerradura.

¿Cuáles son los tipos de cordones más utilizados en calzado?

Para los franceses, son los lacet de chaussure; los ingleses los conocen como shoelaces, y los portugueses como cadarço: los cordones son un accesorio universal con un largo recorrido histórico, y pese a ser inseparables del día a día de la mayoría de las personas, muchos desconocen los distintos tipos y acabados para cordones disponibles en el mercado.

 

Los cordones pueden clasificarse, básicamente, en cuatro clases: deportivos, náuticos, redondos y de silicona. Los primeros, también denominados trainer o de skate, poseen una mayor flexibilidad y elasticidad que el resto, empleándose mayoritariamente en calzado deportivo (sneakers, zapatillas de fútsal, botines de senderismo, etcétera). Su diseño es muy variable, pudiendo mostrar los colores y texturas más extravagantes o los tonos más discretos y tradicionales.

 

Los cordones náuticos deben su nombre al modelo de zapato homónimo, pese a emplearse con igual frecuencia en mocasines, monk, etcétera. Para su diseño se utiliza un cuero resistente de color marrón en sus distintas tonalidades. Se caracterizan además por su corta extensión, razón por la que son apropiados para calzados ligeros o casuales, casi siempre durante los meses de primavera y de verano.

 

Por su parte, los cordones redondos son los más extendidos en la industria del calzado. Se elaboran en algodón, en nylon o en tejidos sintéticos, y están disponibles en un amplio abanico de tamaños, diseños y texturas. Su nombre obedece a la forma redonda característica de estos cordones, frente a la apariencia plana de los náuticos, por ejemplo.

 

Finalmente, los cordones de silicona o funny laces se caracterizan por su elasticidad y diseño estilizado. Poseen cualidades impensables en la mayoría de cordones existentes, como la impermeabilidad.

 

Respecto a los acabados más comunes en cordones, destacan el cabeteado, el prensado en diagonal y cortado, el navet metálico o de plástico y el rematado con nudo. Y es que para cada persona hay un tipo de cordón perfecto.

Como solucione mi estres

Cuando llegué a Vigo estaba agotado. Después de meses de planificación y preparación, por fin se inauguraba mi nueva sucursal. Pero nada más llegar, empecé a tener problemas. Mis abogados me daban largas y la fecha de apertura se acercaba cada vez más.

Necesitaba encontrar un bufete de abogados en Vigo que me ayudara a solucionar todo rápidamente. Después de buscar durante un tiempo, encontré el bufete perfecto. Eran profesionales, estaban bien informados y hacían el trabajo rápidamente. Salvaron mi negocio de la ruina y lo ayudaron a crecer más fuerte que nunca.

Te resumo los 5 puntos los cuales me ayudaron en este bufete a hacer más llevado mi día a día.

1. Reducción del estrés – La contratación de un bufete de abogados significa que no tienes que preocuparte por los detalles legales de su caso. Los abogados se encargarán de todo por ti, para que puedas centrarte en tu recuperación o defensa. Esta es una gran noticia para cualquier persona que esté luchando con un asunto legal. Al contratar un bufete de abogados, puede reducir tu estrés y centrarte en lo que es importante.

2. Asesoramiento experto – Los abogados de derecho penal o de lesiones personales conocen los entresijos del sistema y pueden proporcionarte asesoramiento experto sobre la mejor manera de proceder con tu caso. Podrán guiarte a lo largo del proceso, asegurándose de que aproveches al máximo tus oportunidades y se proteja de posibles escollos.

3. Mayores posibilidades de ganar – Cuando tienes un bufete de abogados con experiencia de tu lado, tus posibilidades de ganar son mucho más altas que si fueras por tu cuenta

4. Tranquilidad – Saber que tienes un equipo de profesionales luchando por ti puede darte tranquilidad en un momento difícil.

5. Ahorro de tiempo – La contratación de un bufete de abogados puede ahorrarte tiempo y dinero a largo plazo, ya que se encargarán de todos los aspectos de tu caso.

4 razones para poner estores en tu cocina

Los estores cocina ganan más y más puntos respecto a las cortinas de toda la vida. No solo se ven muy modernos y actuales, también ofrecen otras ventajas adicionales que hacen que sean los favoritos de muchas familias.

  1. Son más fáciles de limpiar que las cortinas. Los estores se limpian con un paño húmedo, nada más. Y esto hace que resulte muy fácil tenerlos impecables porque en cuestión de unos pocos minutos ya los tienes listos. Pasa un paño a tus estores para limpiarlos cada vez que se lo pases a los muebles de tu cocina y los tendrás siempre impolutos.
  2. Te protegen de las miradas indiscretas. Uno de los problemas de las cocinas es que suelen dar a patios interiores y esto hace que los vecinos que se asoman a tender la ropa, a fumar un cigarro o simplemente a pasar el rato puedan ver el interior de tu casa. Y esto no es algo que suela ser agradable.

A nadie le apetece entrar en la cocina con la toalla de la ducha puesta y que le vean desde la casa de enfrente. O que todo el mundo tenga que saber qué se está preparando para comer ese día. Los estores te darán esa intimidad que necesitas y te proporcionarán una cocina a salvo de miradas de corresponsales de radio patio.

Esto es algo que las cortinas no suelen hacer ya que cuando se enciende la luz suelen volverse traslúcidas.

  1. Si son screen dejarán pasar totalmente la luz. A todos nos gusta que en la cocina haya luz y los estores screen dejan pasar toda la luz del sol. Pero no permiten ni que se vea el interior de la cocina ni que el sol dañe tus muebles.

Esto es muy importante si tienes una cocina de madera que puede acabar quedando descolorida con el paso del tiempo o con el barniz cuarteado. Además, hay estores screen en diferentes tonos para que puedas combinarlos como mejor te guste.

  1. Son muy fáciles de instalar. No tienes que preocuparte de colocar una barra siquiera, el estor viene todo en una pieza y con que coloques el soporte ya podrás instalar todo en un solo paso. Como no tendrás que quitar y poner el estor para nada, una vez instalado ya no te dará más trabajo y podrás disfrutarlo durante muchísimos años.

HAY QUE VIGILAR NUESTROS DIENTES

Ser prevenido nunca está de más y sobre todo en temas de salud dental. Todos deberíamos de hacer nos por lo menos una revisión al año para estar seguros de que nuestros dientes tengan una buena salud. Y para ello lo mejor es contratar un seguro adeslas salud dental y así te aseguras de que si te pasa algo en alguno de tus dientes, te los van a arreglar de forma inmediata. Ya les hubiera gustado a unos cuantos amigos mío haber tenido un seguro dental de ese estilo hace años, porque tengo algunos amigos a los que ya les faltaban unos cuantos dientes a una edad bastante temprana. Personalmente yo conservo todavía todos mis dientes, e incluso todavía conservo uno de los de leche a mis cuarenta años que es algo completamente extraordinario, por lo menos yo no conozco a ninguna otra persona que todavía tenga uno de sus dientes de leche.

Creo que los diente son muy importantes ya que solamente tenemos una dentadura para toda la vida y el que haya tenido alguna vez un dolor dental sabe que es algo que no se le recomienda a nadie y que el dolor dental es mejor evitarlo. Con mi dentadura he tenido mucha suerte a lo largo de mi vida ya que solamente hasta que me han salido las muelas del juicio he sentido un poco de ese dolor que la gente me decía pero que nunca había experimentado. Pero al poco tiempo parece que mis muelas dejaron de moverse y el dolor remitió en muy poco tiempo, fui bastante afortunado porque conozco a amigos que el dolor de las muelas les puede durar bastante tiempo. 

Por fortuna no he tenido que ir a un dentista durante muchos años, pero eso fue porque una de las últimas veces que fui a un dentista me quería quitar tres muelas para poner en su sitio un diente torcido, y mi madre se opuso porque no vió que fuese tan necesario sacrificar tres muelas por un diente torcido, estoy seguro de que hoy en día con un aparato me enderezarían ese diente sin sacrificar ningún otro, pero ya estoy acostumbrado a él y me vería raro si ya no lo tuviese.

Breve historia del parquímetro, el aliado del aparcamiento regulado

Los parquímetros acumulan más de medio siglo de historia en España. Pese a su importancia para el estacionamiento regulado del parking low cost aena Barcelona, Pontevedra, Madrid, etcétera, estos aparatos son grandes desconocidos para la mayoría de conductores.

 

El origen del parquímetro debe rastrearse en Estados Unidos. La capital del estado de Oklahoma, Oklahoma City, fue pionera en acoger estos dispositivos, inventados por el abogado local Carl C. Magee con el objetivo de evitar que los conductores monopolizaran los aparcamientos de las áreas comerciales y las calles más transitadas.

 

En concreto, fueron instalados en First Street el 16 de julio de 1935, y dependían, como los actuales, de la presencia de agentes de tráfico para garantizar el acatamiento de los conductores. A tal efecto, los neumáticos de los coches estacionados eran marcados con tizas. En una publicación de The Oklahoma News, se registra el hecho con las siguientes palabras: «Este aparato trata a todos por igual; no tiene preferencias».

 

Sin embargo, esta tecnología tardaría en llegar a Europa. Las calles de Madrid recibieron los primeros parquímetros hacia 1980, seguida de Granada, Segovia y otros centros urbanos.

 

Raras veces un invento tan exitoso ha mantenido un estatus de impopularidad tan extendido entre los conductores. A decir verdad, resulta difícil encontrar un solo conductor que tenga una percepción positiva de estos aparatos y no arguya contra ellos las críticas habituales: intención recaudatoria, fallos técnicos, etcétera.

 

Aunque no son perfectos, los parquímetros desempeñan un papel indispensable en la regulación del aparcamiento, razón por la que hoy ciudades como Barcelona cuentan con 2.000 unidades de estos aparatos y Madrid más de 2.500. Es justo reconocer, además, que los parquímetros actuales gozan de tecnología de vanguardia y pueden ser administrados por medio de dispositivos móviles para la tramitación de reservas, los avisos por SMS y otras gestiones.

Un largo viaje 

Ha sido un largo viaje hasta llegar hasta aquí. Hemos pasado 25 años viajando en autocaravana, desde la primera que compramos de segunda mano, un chollo que surgió a través de unos amigos que querían cambiar rápidamente de autocaravana. Ellos pusieron el precio y cuando lo comparamos con vehículos similares en cuanto a prestaciones y antigüedad nos dimos cuenta de que estaba muy barato. 

Como eran amigos les dijimos que les dábamos más, pero ellos se empeñaron en bajar el precio porque preferían que nos las quedásemos nosotros y que les hacía ilusión de que fuera nuestra primera autocaravana. Lo cierto es que así era. No teníamos experiencia en el uso de esta clase de vehículos, pero nos habían hablado muy bien de ello, y como estaba tan bien de precio decidimos probar. En caso de que no nos gustara la volveríamos a vender y si sacábamos más dinero de lo que pagamos daríamos el extra a nuestros amigos.

Pero quedamos encantados con ella, siendo la primera de otras dos más que hemos ido comprando durante estos años. Lo cierto es que en este sector suele haber mucha compra venta de autocaravanas porque los usuarios cambian rápido. A veces se necesita más espacio, otras veces menos, y por eso se venden y se compran muchas autocaravanas. Pero no siempre todo sale tan bien como nos pasó a nosotros con la primera compra. Siempre hay que estar muy atento porque a veces no es oro todo lo que reluce.

De cualquier manera, en este mundillo suele haber bastante confianza, y a nosotros nos ha llegado el momento de vender nuestra última autocaravana. Después de 25 maravillosos años ponemos un punto final porque ya no nos vemos con ganas de echarnos a la carretera con tanta asiduidad. Preferimos un estilo de viaje un poco más cómodo a estas alturas. Así que hemos buscado un sitio de compra venta de autocaravanas para poder vender la nuestra. Sabemos que no tendremos demasiados problemas porque está en buenas condiciones y el precio es bastante contenido, aunque nos da un poco de pena venderla por los buenos tiempos que hemos pasado en ella.

La mejor rentabilidad 

Cada vez son más los conductores que explotan otras fórmulas diferentes a la compra de un vehículo particular. Porque tener un coche propio no es la única forma de disfrutar de las ventajas de contar con un vehículo particular para nuestros desplazamientos, ya sea por motivos laborales, personales u ocio. Y entre esas fórmulas alternativas va ganando adeptos el renting, una opción interesante para determinados usuarios que puede suponer un ahorro considerable.

¿Por qué yo opté por un Renting coches Particulares? Os contaré mi experiencia para que os sirva de cara a hacer vuestros cálculos de rentabilidad. Al tener que desplazarme a otra ciudad por motivos laborales, se me planteó la disyuntiva de llevar mi coche o alquilar uno. Aunque mi coche particular estaba en condiciones aceptables llevaba tiempo pensando en comprar otro y en vender el mío. Pero entonces surgió esta nueva oportunidad laboral y consulté qué opciones tenía.

Finalmente consideré que la mejor opción era vender mi coche, pero esperar para comprarme uno de cara a consolidar mi nueva etapa laboral. Como no sabía cuánto tiempo iba a estar desplazado en otra ciudad por cuestiones laborales me cercioré de si iba a necesitar un coche o con el transporte público sería suficiente. Hablé con alguno de mis nuevos compañeros y me dijeron que lo más probable es que necesitase un coche, a no ser que viviese en el barrio donde se ubicaba la oficina.

Como no era el caso empecé a mirar opciones para hacerme con un vehículo y fue así como descubrí Renting coches Particulares. La idea era que iba a estar al menos un año en esa oficina, pero no estaba claro que iba a suceder después. Por lo tanto, comprar un coche era una decisión arriesgada teniendo en cuenta que no sabía cuál iba a ser mi destino posterior. Y como no quería mucho lío, la alternativa de contratar un vehículo particular durante un año me pareció la más acertada y rentable. Así, no tenía que preocuparme del mantenimiento y una vez cumplido el año, podía renovar el contrato o comprar uno nuevo en caso de que lo necesitase.

Mejillones congelados: un regalo para el paladar con diversos beneficios

Los mejillones precocinados congelados para hosteleria reciben una demanda constante en restaurantes, bares y hoteles de España. Y es que estos moluscos son un alimento apreciado en la gastronomía de los pueblos mediterráneos, razón por la que constituye un ingrediente habitual en aperitivos, guisos y mariscadas de exquisito sabor.

 

La congelación de mejillones no supone un deterioro para sus propiedades, tampoco merma su imagen entre los consumidores. Gracias a este proceso, este manjar aumenta su vida útil, conservando intactas vitaminas y minerales como el zinc, el potasio o los ácidos grasos Omega 3. Incluso para los paladares más experimentados, el sabor del mejillón congelado y precocinado no presenta diferencias significativas con el mejillón fresco. 

 

Desde la perspectiva de los chefs, los mejillones congelados plantean el atractivo adicional de una preparación más fácil y simple, aunque no exenta de pautas y procedimientos de importancia. Así, antes de ponerlos en la sartén, estos productos deben ser revisados con detenimiento, a fin de comprobar si fueron o no cocinados completamente antes de congelarlos. Es posible que, debido a malas prácticas del proveedor, los mejillones fueran congelados crudos o semicrudos, caso en que deberán desecharse sin remedio por motivos sanitarios.

 

Si tras examinar el alimento, se descubre que fue congelado en condiciones óptimas, se dejará descongelar en un recipiente dentro del frigorífico, no a temperatura ambiente. De este modo, se obtienen mejillones de textura más tierna y sabrosa.

 

Completado este paso, se procederá a cocinarlos con la mayor brevedad, ya sea en una sartén con la salsa y los condimentos deseados o al vapor durante 4-5 minutos acompañados de aceite, mantequilla y otros alimentos.

 

En caso de cocinarlos con su concha, se recomienda higienizar como medida de precaución. Asimismo, debe recordarse que durante su preparación, estos moluscos liberan un líquido saborizante que debe ser tenido en cuenta a la hora de calcular las dosis de sal y especias.