NUEVA VIDA A MÓVILES VIEJOS

El otro día mientras estaba hablando con un grupo de amigos, salió el tema de aprovechar los viejos teléfonos móviles que todos tenemos en casa. Aunque esos teléfonos móviles no tengan las mismas aplicaciones que los que tenemos ahora todavía sirven para llamar y mandar mensajes que es para lo que usábamos los teléfonos móviles hasta no hace mucho tiempo. Pero si queremos volver a utilizar nuestros antiguos teléfonos móviles no nos va a quedar otra opción que buscar en internet una tienda donde encontrar Ofertas Cables y adaptadores de moviles. Algunos de mis amigos los quieren para llevar al trabajo porque trabajan en unos astilleros y allí con toda la suciedad que hay de restos de metal los móviles no duran demasiado, les va entrando ese polvillo férreo en el auricular y se estropean muy rápidamente. En el tiempo que llevan trabajando en el astillero ya ha estropeado una buena cantidad de teléfonos móviles, por eso han decidido que sí pueden llevar teléfonos móviles antiguos mucho mejor que andar estropeando continuamente los teléfonos nuevos. Yo les he dado los dos teléfonos que tenía guardados en una caja, porque si tengo que decir la verdad no creo que los fuese a usar en un futuro muy cercano. Además hoy en día siempre queremos teléfonos móviles mejores que los que teníamos antes, aunque personalmente yo no es que necesite un teléfono que tenga de todo conque me deje utilizar internet de una forma rápida ya me doy por conformado, porque antes tenía uno en el que cuando querías buscar algo en internet tardaba lo que no había escrito. El móvil que tengo ahora es uno chino pero funciona perfectamente, cuando me lo regalaron me sorprendió lo bien que iba y lo rápido que funcionaba internet en él.

 

Sea como sea regalé a mis amigos mis viejos teléfonos móviles y espero que a ellos les puedan hacer mejor servicio que el yo les estaba dando que era ninguno y no creo fuesen a salir nunca más de la caja en la que los tenía guardados, y por otra parte me deshago de ellos que me daban mucha pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *