En la consulta

Otra vez aquí esperando. Es la segunda vez en dos semanas. Normalmente vengo una vez cada año y listo, pero la ginecóloga ha visto algo que no le ha gustado y me ha citado de nuevo para comentar una prueba adicional. Y aquí sigo esperando mientras pasan los minutos… muy lentamente. ¿Por qué en esta especialidad siempre hay decenas de personas esperando? Deberían poner revistas del corazón como en la consulta del dentista o en la peluquería. 

Es cierto que este hospital tiene mucha demanda y que la especialidad de ginecología también cuenta con muchos profesionales, pero sigo sin explicarme por qué no calculan mejor el tiempo de espera de forma que un paciente no tenga que, por norma, esperar 45 minutos de media para ser atendido. 

Pero bueno, la verdad es que pienso en estas cosas porque no me apetece pensar en el cervix. Había oído hablar a alguna amiga de ello… pero ni idea. Cuando la ginecóloga me dijo que había que volver a revisar esa zona, nada más salir de la consulta me puse a mirar en el móvil información sobre el tema. La doctora no quiso preocuparme sin razón y obvió la palabra temida por todos: cáncer. 

Aunque me tranquilizó un poco leer que es un tipo de cáncer que se puede detectar fácilmente en fases tempranas, lo que facilita mucho su tratamiento, por supuesto me he quedado muy intranquila durante todo este tiempo. Y por muy fuerte o racional que sea una, cuando estás esperando a que te den un diagnóstico definitivo sobre un problema tan grave, cualquier persona se agobia. ¡Y yo sin revistas del corazón!

Tengo la sensación de que ya queda poco. La persona que venía delante de mí acaba de entrar así que no faltará tiempo para que me llamen. Justo en el momento en el que te van a llamar del médico, parece que todos los problemas desaparecen por arte de magia. Espero que esta vez sea así. “Puede estar tranquila, la prueba del cérvix ha salido negativa”. Esta vez la espera en la consulta ha terminado bien. ¡Qué alivio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *