¿Cuáles son los principales tipos de sombrillas que existen?

La sombrilla es un complemento perfecto para las tardes soleadas de verano, ya sea en la propia vivienda o en la terraza del bar, chiringuito u hotel. Este producto se comercializa en una amplia gama de diseños y tamaños. Una primera clasificación sería la siguiente: la sombrilla semicircular y la sombrilla convencional. Esta última no necesita carta de presentación, por ser la más extendida en porches y terrazas. Respecto a la primera, se caracteriza por su mayor versatilidad, ya que su diseño semicircular permite situarla en espacios de reducido tamaño, junto a paredes, palmeras y obstáculos similares.

 

Además, las sombrillas pueden clasificarse en dos tipos: de palo central y de palo lateral, existiendo en esta categoría dos subtipos: retráctiles y fijas. En primer lugar, la sombrilla de palo central se distingue fácilmente por la posición céntrica de su mástil y por el radio simétrico de su lona, siendo el modelo más popular y clásico del mercado. Naturalmente, es posible encontrar esta clase de sombrilla en materiales como el acero, el PVC y la madera, así de como colores y texturas para todos los gustos.

 

La misma variedad está presente en las sombrillas de palo lateral. Estas son fácilmente reconocibles por la separación de su mástil del punto central de la sombrilla, de forma que se amplifica el espacio disponible bajo la tela y todo el peso de la sombrilla descansa sobre uno de sus extremos laterales. Su diseño convierte a esta sombrilla en la más recomendada cuando interesa separarla de mesas, sofás balineses o elementos arquitectónicos.

 

Dentro de los distintos tipos de sombrilla de palo lateral, destacan las fijas. Este diseño se distingue por la posición de su mástil, siempre desplegado, sin posibilidad de plegarse. Por su parte, las de palo lateral retráctil pueden recogerse para liberar el paso y ahorrar espacio cuando no son necesarias.