¿Cuáles son los beneficios del packaging de cartón en el sector B2C?

La sustitución del plástico y sus derivados por materiales más ecológicos es de imperiosa necesidad, considerando que un millón de toneladas de residuos plásticos contaminan el Mediterráneo. De todas las alternativas disponibles, el cartón se posiciona como una de las más viables. Por ese motivo, cada vez se utilizan más las bolsas, recipientes y estuches de carton para botellas, snacks y otros productos alimenticios del sector B2C.

 

Primeramente, urge derribar uno de los grandes mitos que pesan sobre el cartón: su impacto negativo en el medio ambiente porque, inevitablemente, depende de la tala de árboles, ¿verdad? En realidad, su fabricación supone una disminución del 50-60% de las emisiones contaminantes en relación con otros materiales. Y en cuanto a la deforestación obligada para su producción, la fibra de celulosa puede reciclarse hasta seis veces.

 

Además, los productos y servicios de negocios al consumidor aprovechan la elevada personalización del cartón. Aunque su base es de color marrón, esta permite la impresión de cualquier diseño, sin importar las tonalidades requeridas o las exigencias de logotipos, ilustraciones, etcétera. A diferencia del plástico, goza de mayor resistencia y puede adoptar diversas formas, posibilitando diseños más creativos.

 

Por otra parte, el packaging de cartón proporciona un mayor nivel de protección a los bienes de consumo. Los de triple capa actúan como una auténtica barrera frente a golpes, rozaduras, etcétera.

 

Otra ventaja del cartón frente al plástico es el espacio que ocupan mientras permanecen almacenados. La mayoría de las cajas, estuches y paquetes son auto montables, lo que significa que pueden apilarse y conservarse sin consumir demasiado espacio.

 

Por último, el ‘abrazo’ de los cartones frente al plástico no supone un derroche para las empresas del sector B2C. Por ejemplo, los recipientes y enseres de cartón de restaurantes pueden ser muy económicos desde un punto de vista financiero y, al mismo tiempo, beneficiosos para la imagen corporativa, pues los consumidores de hoy confían en marcas comprometidas con el reciclaje y el respeto medioambiental.

Publicado en Packaging