OTRO AÑO SERÁ

Este año hemos tenido que aplazar las vacaciones de verano,  y ya casi lo teníamos todo preparado desde hace tiempo, hasta habíamos preguntado por el aparcamiento lavacolla santiago compostela para dejar el coche durante lo que durase el viaje. Pero por culpa de todo esto de la crisis del coronavirus no nos ha quedado más remedio que aplazar nuestro viaje para otro año en el que viajar sea algo seguro y no como este año. Personalmente pienso que hemos hecho bien en no viajar este año, ningún gobierno de ningún país es capaz de asegurar la seguridad, entonces para estar intranquilos mejor nos quedamos en nuestra casa y nos protegemos como buenamente podemos.

 

Otra mucha gente este año les parece otro año igual a los anteriores y les da igual viajar, esa gente está equivocada. Porque está más que claro que este año no es un año normal, pero la gente que no vive en la costa ve como un castigo que no puedan viajar este año y por eso lo hacen. Personalmente, yo este año no hubiese permitido viajar entre comunidades autónomas, ni hubiese dejado que viniesen extranjeros a nuestro país, pero hay presiones de otros sectores y simplemente lo han hecho mal, porque estoy convencido de que estamos en la situación actual por el esparcimiento de la gente por todo el país. Si no les hubiesen dejado viajar no hubiese habido tantos rebrotes como está habiendo. Y así se lo dije el otro día a un amigo mío que vino a ver a sus padres desde canarias.

 

Con todo lo que hemos hecho durante los meses del confinamiento, me ha parecido muy mal como han solucionado el tema de los desplazamientos. Al final hasta que la gente vuelva a sus rutinas cotidianas y cada uno esté en su ciudad no van a parar los rebrotes. Y yo porque no tengo hijos, pero si los tuviera estaría muy preocupado con la vuelta al cole que se asoma a la vista en un par de semanas. No sé cómo harán para asegurar que los niños tengan el mínimo contacto posible.

Los expertos en viaje, te aconsejan como ahorrar

¿Te gusta viajar pero odias ver cómo se te va dinero en detalles desde el primer momento? Los expertos en viajes también odian esto, pero su experiencia les ha hecho encontrar métodos para ahorrar muy efectivos y que ahora comparten con los viajeros ocasionales para ayudarles a moderar sus gastos y tener dinero para lo realmente importante.

Por ejemplo, una cantidad nada desdeñable del presupuesto puede irse en el desplazamiento desde casa hasta el aeropuerto. Si para ahorrar te has buscado un vuelo a primerísima hora de la mañana, te puedes encontrar con que no tienes un transporte público y te tocaría coger un taxi o dormir en la ciudad desde la que vueles. Pero hay otra solución y es viajar en tu vehículo particular y dejarlo en un parking lavacolla santiago situado fuera del aeropuerto, pero con servicio al mismo. 

El servicio es impecable, ya que te dejan en el aeropuerto y te recogen en tu coche nada más llegar. De esta manera, tienes tu vehículo guardado y protegido todo el viaje pero sin pagar los precios desorbitados del parking oficial del aeropuerto. 

Otro consejo que te ahorrará no solo dinero sino también disgustos, es el quitar las entradas para museos y monumentos por Internet, así como a parques de atracciones. De hecho, hay muchos lugares en los que el acceso está tan demandado que tienes que comprar tu entrada meses antes. Pero, en otros lugares, solo por el hecho de adquirir tu ticket online tienes derecho a un descuento que siempre es muy interesante.

Los expertos también aconsejan que, a no ser que vayas a un destino con la intención de estar todo el día en el hotel y no salir prácticamente a nada, no optes por las pensiones completas ni el todo incluido. Así, no solo tendrás mucha más libertad para poder comer en dónde te apetezca, sino que podrás ahorrar dinero acudiendo a algún supermercado y arreglando alguna comida con unos sándwiches y fruta para poder permitirte disfrutar de un local que realmente quieras probar.

Por último, evita las tiendas de recuerdos para turistas, ya que la mayoría de las cosas que vas a encontrar en ellas son productos “made in China” de poca calidad y dudoso gusto. Mejor darse un paseo por las tiendas tradicionales fuera del circuito turístico y buscar artesanía local, mucho más original y al mejor precio.