LOS ACTORES ANTE LA REVOLUCIÓN AUDIOVISUAL

En la actualidad, las relaciones entre el teatro y los medios audiovisuales se conforman a modo de un diálogo constante entre medios expresivos, comunicativos y textuales. Frente a la tradicional distinción entre formas estéticas excesivamente rígidas, hoy resulta necesario profundizar en aquello que las une: lo audiovisual. Al igual que en su día el cine revolucionó los canales y códigos comunicativos y expresivos y la televisión transformó por completo las formas de recepción del espectáculo y la información, ahora son las herramientas digitales y las pantallas interactivas las que han producido un profundo impacto en las artes escénicas. Frente a este nuevo panorama, los actores requieren de una formación actualizada que responda a las necesidades de las industrias culturales actuales. En Madrid, el Centro Universitario de Artes TAI imparte un master en actuacion para cine Madrid, Teatro y TV, una formación avanzada para los actores del siglo XXI.

 

Sin duda, ha habido una enorme evolución en la percepción y recepción del espectáculo como resultado de la revolución digital. Aunque la relación de las artes escénicas con las nuevas tecnologías ha sido un tema que se ha prestado con facilidad a enfoques catastróficos en torno al futuro del teatro en la sociedad de los medios, desde aproximaciones más distanciada de estos pronósticos apocalípticos podemos afirmar que, por el contrario, las artes escénicas han estado siempre abiertas a los avances que les han permitido expandir sus posibilidades de expresión. 

 

Generalmente, al hablar de la situación de los actores, se suele pensar en un único mercado de trabajo, entendiéndolo como un mundo específico para todos los profesionales de las artes escénicas. Sin embargo, la realidad muestra más bien lo contrario, pues en la actualidad coexisten diversas situaciones profesionales y mercados, tantos como especialidades. Forman parte de este sector actividades relacionadas con la danza (bailarín, coreógrafo, repetidor, etc.) y el teatro (intérprete, director, dramaturgo, escenógrafo, etc.), pero también ocupaciones como la de gestor cultural, manager o técnico. 

 

Los medios audiovisuales han sido de hecho el principal detonante de la proliferación de ocupaciones en el marco de las artes escénicas y de su profunda transformación. Si el giro posmoderno en el campo de la narrativa audiovisual ha supuesto enormes cambios tanto en los modos de contar las historias como en las temáticas, cabría esperar que las artes escénicas vivieran una evolución paralela. Efectivamente, la incorporación de las nuevas tecnologías audiovisuales ha actualizado la escena teatral a nuevas posibilidades expresivas que dinamizan la situación actual de las artes escénicas. Ante ello, los actores ven multiplicadas sus posibilidades artísticas y laborales en sectores tan clásicos y actuales como el teatro, el cine, la TV o los new media.

LA CREACIÓN ARTÍSTICA DE IMÁGENES EN MOVIMIENTO

La llegada de las nuevas tecnologías digitales al mundo de las artes ha convertido la especialización en un factor imprescindible para la empleabilidad en el sector. El Máster en Dirección de Fotografía y Cámara impartido en el Centro Universitario TAI ofrece una serie de claves esenciales para aprender a gestionar técnica y artísticamente las principales novedades en la industria audiovisual o donde estudiar actuacion

La fotografía cinematográfica debe adaptarse a unas narraciones cambiantes y en constante desarrollo. La importancia de la dirección de fotografía reside precisamente en su función de traducir visualmente las ideas e intenciones del director de una producción audiovisual. No obstante, la evolución de las tareas del director de fotografía desde la invención del medio cinematográfico hasta la actualidad, ha provocado una especialización de sus labores, lo que implica necesariamente una ampliación en su formación.

Trasladar al ámbito visual una narración requiere de la creación de imágenes en movimiento, elaboradas mediante una cuidadosa combinación de la luz y la tecnología, con el fin de obtener un resultado realista y una atmósfera coherente entre las diferentes acciones y escenas. El máximo responsable de este trabajo a nivel artístico y técnico es el director de fotografía, quien debe tomar múltiples decisiones con respecto a la cámara, la iluminación, la composición y el encuadre, etc. Todo ello implica asimismo la labor de dirigir y supervisar un amplio equipo de cámara e iluminación. 

Pero más allá de las cuestiones puramente fotográficas, la creatividad ocupa un espacio esencial en el área de la dirección de fotografía. Crear es sinónimo de innovación, de resolver con ingenio y originalidad las situaciones y problemas que puedan surgir a lo largo de un proceso de trabajo. En este sentido, el director de fotografía desarrolla su creatividad en su labor de expresar visualmente una narración y de diseñar una iluminación específica para la realización de largometrajes, series, publicidad, TV movies y documentales, videojuegos y trabajos comunicación corporativa, entre otros. 

Es en la combinación de la dimensión técnica y artística donde el director de fotografía construye su punto de vista personal y se convierte en un autor de la luz, los movimientos de cámara y la composición visual. Por tanto, la adquisición de formación y experiencia en el sector es una exigencia imprescindible. Los interesados en este campo artístico tienen la oportunidad de ampliar sus conocimientos técnicos desde la metodología práctica ofrecida en TAI, así como abrir otras vías de especialización hacia el etalonaje y la corrección de color para ampliar sus horizontes profesionales más allá del rodaje.