Un largo viaje 

Ha sido un largo viaje hasta llegar hasta aquí. Hemos pasado 25 años viajando en autocaravana, desde la primera que compramos de segunda mano, un chollo que surgió a través de unos amigos que querían cambiar rápidamente de autocaravana. Ellos pusieron el precio y cuando lo comparamos con vehículos similares en cuanto a prestaciones y antigüedad nos dimos cuenta de que estaba muy barato. 

Como eran amigos les dijimos que les dábamos más, pero ellos se empeñaron en bajar el precio porque preferían que nos las quedásemos nosotros y que les hacía ilusión de que fuera nuestra primera autocaravana. Lo cierto es que así era. No teníamos experiencia en el uso de esta clase de vehículos, pero nos habían hablado muy bien de ello, y como estaba tan bien de precio decidimos probar. En caso de que no nos gustara la volveríamos a vender y si sacábamos más dinero de lo que pagamos daríamos el extra a nuestros amigos.

Pero quedamos encantados con ella, siendo la primera de otras dos más que hemos ido comprando durante estos años. Lo cierto es que en este sector suele haber mucha compra venta de autocaravanas porque los usuarios cambian rápido. A veces se necesita más espacio, otras veces menos, y por eso se venden y se compran muchas autocaravanas. Pero no siempre todo sale tan bien como nos pasó a nosotros con la primera compra. Siempre hay que estar muy atento porque a veces no es oro todo lo que reluce.

De cualquier manera, en este mundillo suele haber bastante confianza, y a nosotros nos ha llegado el momento de vender nuestra última autocaravana. Después de 25 maravillosos años ponemos un punto final porque ya no nos vemos con ganas de echarnos a la carretera con tanta asiduidad. Preferimos un estilo de viaje un poco más cómodo a estas alturas. Así que hemos buscado un sitio de compra venta de autocaravanas para poder vender la nuestra. Sabemos que no tendremos demasiados problemas porque está en buenas condiciones y el precio es bastante contenido, aunque nos da un poco de pena venderla por los buenos tiempos que hemos pasado en ella.

El tamaño sí importa 

Cuando otros conductores ven nuestra caravana en la carretera siempre les llama la atención: pequeñita y de color azul. ¿Por qué las caravanas siempre son blancas o con esos tonos tan poco ‘animados’? Pues nosotros decidimos comprar una caravana que nos alegrara el día, como diría aquel policía de malas pulgas. 

No es la primera caravana que tenemos ni mucho menos. Llevamos ya más de veinte años en la carretera y esta es la cuarta caravana que tenemos. Hemos ido adaptando los vehículos a nuestras diferentes necesidades. Al principio necesitábamos una caravana más grande y clásica porque empezamos viajando con los hijos. Además, nuestros viajes eran muy ambiciosos (a veces demasiado) y consideramos que era necesario tener una caravana nueva y último modelo.

Pero ahora es diferente y por eso buscamos caravana bambina de segunda mano. No es que con aquella primera caravana nos fuese mal, al contrario, quedamos muy contentos de las experiencias que vivimos. Pero como los hijos ya no viajan con nosotros, la decidimos vender porque, además, estaba muy bien conservada. Y en este ámbito de las caravanas se da mucha compraventa de vehículos de segunda mano porque nos gusta mucho cambiar y probar cosas diferentes.

Ahora necesitamos un vehículo de menor tamaño, pero no por eso queríamos cualquier cosa y buscamos caravana bambina de segunda mano. Este tipo de caravana es una delicia por dentro y por fuera. No vamos a mentir que su color nos impactó y fue una de las causas principales por la que lo compramos, pero también estuvimos muy pendientes de las prestaciones. 

Sabemos que todo parece coser y cantar antes de hacer un viaje en caravana, pero no es así. Viajar en caravana supone siempre cierto esfuerzo porque nunca llegarás por la noche a un hotel con todas las comodidades que ello conlleva. Por eso es importante que la caravana ofrezca cierto confort, que esté bien cuidado y que funcione todo, que ya hemos tenido alguna mala experiencia en este sentido. Pero con la Bambina todo va como la seda, y con un tamaño mucho más compacto.