¿Cuáles son los tipos de cordones más utilizados en calzado?

Para los franceses, son los lacet de chaussure; los ingleses los conocen como shoelaces, y los portugueses como cadarço: los cordones son un accesorio universal con un largo recorrido histórico, y pese a ser inseparables del día a día de la mayoría de las personas, muchos desconocen los distintos tipos y acabados para cordones disponibles en el mercado.

 

Los cordones pueden clasificarse, básicamente, en cuatro clases: deportivos, náuticos, redondos y de silicona. Los primeros, también denominados trainer o de skate, poseen una mayor flexibilidad y elasticidad que el resto, empleándose mayoritariamente en calzado deportivo (sneakers, zapatillas de fútsal, botines de senderismo, etcétera). Su diseño es muy variable, pudiendo mostrar los colores y texturas más extravagantes o los tonos más discretos y tradicionales.

 

Los cordones náuticos deben su nombre al modelo de zapato homónimo, pese a emplearse con igual frecuencia en mocasines, monk, etcétera. Para su diseño se utiliza un cuero resistente de color marrón en sus distintas tonalidades. Se caracterizan además por su corta extensión, razón por la que son apropiados para calzados ligeros o casuales, casi siempre durante los meses de primavera y de verano.

 

Por su parte, los cordones redondos son los más extendidos en la industria del calzado. Se elaboran en algodón, en nylon o en tejidos sintéticos, y están disponibles en un amplio abanico de tamaños, diseños y texturas. Su nombre obedece a la forma redonda característica de estos cordones, frente a la apariencia plana de los náuticos, por ejemplo.

 

Finalmente, los cordones de silicona o funny laces se caracterizan por su elasticidad y diseño estilizado. Poseen cualidades impensables en la mayoría de cordones existentes, como la impermeabilidad.

 

Respecto a los acabados más comunes en cordones, destacan el cabeteado, el prensado en diagonal y cortado, el navet metálico o de plástico y el rematado con nudo. Y es que para cada persona hay un tipo de cordón perfecto.

4 razones para poner estores en tu cocina

Los estores cocina ganan más y más puntos respecto a las cortinas de toda la vida. No solo se ven muy modernos y actuales, también ofrecen otras ventajas adicionales que hacen que sean los favoritos de muchas familias.

  1. Son más fáciles de limpiar que las cortinas. Los estores se limpian con un paño húmedo, nada más. Y esto hace que resulte muy fácil tenerlos impecables porque en cuestión de unos pocos minutos ya los tienes listos. Pasa un paño a tus estores para limpiarlos cada vez que se lo pases a los muebles de tu cocina y los tendrás siempre impolutos.
  2. Te protegen de las miradas indiscretas. Uno de los problemas de las cocinas es que suelen dar a patios interiores y esto hace que los vecinos que se asoman a tender la ropa, a fumar un cigarro o simplemente a pasar el rato puedan ver el interior de tu casa. Y esto no es algo que suela ser agradable.

A nadie le apetece entrar en la cocina con la toalla de la ducha puesta y que le vean desde la casa de enfrente. O que todo el mundo tenga que saber qué se está preparando para comer ese día. Los estores te darán esa intimidad que necesitas y te proporcionarán una cocina a salvo de miradas de corresponsales de radio patio.

Esto es algo que las cortinas no suelen hacer ya que cuando se enciende la luz suelen volverse traslúcidas.

  1. Si son screen dejarán pasar totalmente la luz. A todos nos gusta que en la cocina haya luz y los estores screen dejan pasar toda la luz del sol. Pero no permiten ni que se vea el interior de la cocina ni que el sol dañe tus muebles.

Esto es muy importante si tienes una cocina de madera que puede acabar quedando descolorida con el paso del tiempo o con el barniz cuarteado. Además, hay estores screen en diferentes tonos para que puedas combinarlos como mejor te guste.

  1. Son muy fáciles de instalar. No tienes que preocuparte de colocar una barra siquiera, el estor viene todo en una pieza y con que coloques el soporte ya podrás instalar todo en un solo paso. Como no tendrás que quitar y poner el estor para nada, una vez instalado ya no te dará más trabajo y podrás disfrutarlo durante muchísimos años.