ESPERO QUE DURE BASTANTE

De toda la vida nos hemos comprado los yogures sin azucar naturales, y después ya le poníamos nosotros el azúcar que cada uno veía necesario para sus gustos. Con el paso de los años fueron apareciendo en los supermercados los yogures azucarados pero he de decir que a mi no me convencieron nunca. Supuestamente los empezaron a comercializar para que los niños no echásemos demasiado azúcar en los yogures. Porque seguro que hay mucha más gente como yo que tiene que llenar lo que sobra del vaso del yogur con azúcar y si hubiese más espacio no me cabe la menor duda de que echaríamos más. Creo que con el paso del tiempo están intentando que la sociedad deje de tomar tanto azúcar. Pero me parece que hasta que dejen de vender azúcar en los supermercados no van a conseguir que se reduzca el consumo, porque es muy adictivo y la sociedad está demasiado acostumbrada a él.

Personalmente no concibo la vida sin el azúcar, porque si no hubiese azúcar no podrían existir un montón de cosas de comer que realmente están muy buenas y que da igual lo que se inventasen para sustituir al azúcar, no las iban a mejorar. Hoy en día ya hay edulcorantes artificiales, pero hay que decir que no están buenos, a mí personalmente me dejan un sabor extraño en la boca, que es exactamente lo que me pasa si tomo un refresco de los considerados cero azúcar. Cuando hablo sobre la vida sin azúcar no puedo evitar pensar en un episodio de los Simpsons en el que se prohibía el azúcar en todo el pueblo y la necesidad les hizo cometer la locura de ir a conseguir azúcar de contrabando. Esto puede ser una serie de dibujos animados pero estoy seguro de que si en algún momento de la historia se llega a prohibir el azúcar se podrá comprar en el mercado negro, igual a como se hace hoy en día con otras sustancias prohibidas. Aunque espero que ese momento no llegue hasta dentro de bastante tiempo porque si no nuestras vidas van a ser demasiado tristes.