DEMASIADO TIEMPO FRENTE A LA PANTALLA

Nos pasamos demasiado tiempo de nuestra vida delante de las pantallas, ya sea la televisión, la tablet o cualquier cosa que tenga pantalla. Pero ese tiempo que pasamos viendo las pantallas no es nada con la gente que trabaja en un call center ecommerce que se pasan todos los días de jornada laboral delante de una pantalla y seguro que al salir del trabajo se vuelven a enganchar a otra pantalla.

 

Personalmente creo que es un error por nuestra parte dejar que nuestros teléfonos móviles y nuestros ordenadores nos manejen nuestras vidas. La novia de uno de mis amigos está completamente enganchada a cualquier cosa con pantalla, cuando voy a su casa no podemos hablar con ella porque no escucha, está absorta en lo que lee en el teléfono. Al final hemos tenido que llegar a un acuerdo y cuando vaya a su casa tiene que hablar con nosotros y dejar el teléfono móvil a un lado. Y para sorpresa de todos lo está cumpliendo y ella misma se está dando cuenta de que se lo pasa mejor sin estar tan pendiente del móvil.

 

Cuando voy por la calle puedo darme cuenta de que todo el mundo va por la calle con la mirada puesta en sus teléfonos móviles, y veo que algo va mal. Parece que ya nadie tiene la personalidad suficiente para resistirse al móvil. Me sorprende mucho que no haya más atropellos por culpa de los peatones que no van a tentos a la hora de cruzar. Porque ya no es que crucemos muy bien que se diga como para cruzar viendo el móvil. Los adultos aún tienen una oportunidad de cambiar pero en la juventud ya no tengo ninguna clase de esperanza en que puedan cambiar porque la verdad es que les gusta estar absortos en sus pantallas, ellos se lo pierden. Si os digo la verdad no es que me den ninguna clase de pena, si fuesen un poco más inteligentes se darían cuenta de su error. La juventud es lo que tiene que no te das cuenta de tus errores hasta que ya es tarde.

¿Cómo sabemos si un fármaco es seguro?

Cuando vas a la farmacia a comprar un medicamento lo haces con la seguridad de que todo lo que está a la venta en este tipo de establecimientos ha pasado unos controles bastante exigentes. Por eso se adquieren los medicamentos en farmacias y no se permite su venta en Internet u otros medios similares, para poder ofrecer las mejores garantías.

Evidentemente, si tenemos estas garantías a la hora de comprar una simple aspirina, ¿cómo no vamos a exigirlas en medicaciones mucho más avanzadas como por ejemplo las que se ofrecen a enfermos de cáncer? Conocer cómo es el proceso para que uno de estos medicamentos llegue a las farmacias dará mucha más tranquilidad a cualquier paciente a la hora de consumir lo que el médico le receta.

Antes de que un medicamento sea probado existe detrás un gran trabajo de investigación que llevan a cabo investigadores médicos, químicos y otros profesionales que trabajan en conjunto a fin de desarrollar los medicamentos más avanzados. Cuando todo parece funcionar en la teoría se comienza a trabajar con las pruebas en laboratorio. Solo tras un largo proceso en el que se comprueba dentro de lo posible que todo funciona correctamente y que los posibles efectos secundarios son asumibles.

Solo tras todo este trabajo comienzan a realizarse ensayos clinicos Madrid con pacientes voluntarios que se ofrecen para probar los medicamentos tras haber sido debidamente informados tanto de los beneficios que podrían obtener como de los riesgos que supone, ya que siempre es posible que en las pruebas en personas aparezcan efectos secundarios con los que no se había contado o reacciones que no se habían previsto en el laboratorio.

Este ensayo se realiza siguiendo unas reglas en cuanto al número de personas que deben de participar como mínimo y cómo se tiene que llevar a cabo a fin de que los resultados sean totalmente fiables y realmente indiquen el grado de eficacia del medicamento, así como sus efectos adversos.

Tras contar con los resultados de estos ensayos, si estos son positivos se elevan a las autoridades pertinentes para que estas autoricen la comercialización del medicamento. Aunque aquí lo hemos expuesto de manera muy resumida, se trata de un trabajo arduo y largo y un medicamento puede tardar incluso años en llegar a las farmacias, a fin de garantizar que el paciente va a comprar algo que sea seguro pero también eficaz.